Àhorra hasta 25% comparando diferentes aseguradoras

AñoMarca

Validando...

Acceso

Usuario registrado

Correo Electrónico:

Contraseña:

¿Olvidaste tu contraseña?

¿No estas registrado?

Recupera tu cotización

Artículos de Interés > Más vale asegurar que lamentar

Artículos de Interés

Imprimir

Guardar PDF

Letra Grande

Letra Normal

Letra Pequeña

CompartirMarca y comparte

Más vale asegurar que lamentar

Protege lo más valioso

Por Igal Rubinstein*

Más de 3 mil autos quedaron inservibles, casi 2 mil viviendas inundadas y más de 2 mil familias afectadas. Recientemente, 27 autos arrastrados por caudales de agua y un cerro desgajado con una familia enterrada.

No hablo de una zona costera que haya sufrido el paso de un huracán. Se trata de las calles de la Ciudad de México y el área metropolitana, donde las lluvias y las inundaciones han afectado a casi todos los habitantes.

La AMIS anunció que aseguradoras pagarán más de 197 millones de pesos sólo por concepto de daños a los automóviles que fueron afectados por las inundaciones en la zona de Valle Dorado a principios del mes. El mismo organismo contabilizó 283 casas habitación dañadas que cuentan con seguro y aún no se da a conocer el monto que se pagará por los perjuicios.
 
¿Cuántas veces nos hemos preguntado a qué riesgos está expuesta nuestra casa, nuestro automóvil, nuestro negocio o nosotros mismos por circular diariamente hacia nuestro trabajo, las escuelas de nuestros niños, o para hacer las compras?

Para quienes contamos con un automóvil muchas de las veces contratamos un seguro porque estamos obligados a hacerlo, porque hemos tenido la desgracia de sufrir un percance sin tener uno o porque estamos conscientes de los riesgos a los que nos exponemos al salir de casa.

¿Qué pasa con las casas?

El mercado de los seguros automotrices en México supera por mucho al de casas habitación. 47% del parque vehicular está asegurado, con un aceptable avance en comparación con una década atrás, cuando sólo el 17% de autos contaba con un seguro. Ello frente a un 5.1% de las casas habitación que cuentan con protección.

Aunque es cierto que un automóvil se expone a mayores riesgos por estar en constante movimiento y circular por calles en las que cualquier tipo de eventualidades puede afectarlo para hacer que perdamos nuestra inversión. También en cierto que de igual forma las casas corren diferentes riesgos dependiendo de la zona en que se ubiquen.

Costos y coberturas

Existen tres coberturas para auto, la de Responsabilidad Civil que cubre los daños que causemos a un tercero al sufrir un siniestro; Cobertura Limitada que además de lo antepuesto, cubre robo total; y Cobertura Amplia que aunado a los puntos anteriores, cubre daños materiales, ésta cobertura respalda en caso de desastre natural o inundación.

Los precios de las diferentes coberturas se estiman con base en el precio del auto, la aseguradora, el lugar donde está el auto, la siniestralidad que registró el  modelo y el índice delictivo del lugar donde se asegura, entre otros. Sin embargo, puede haber coberturas de responsabilidad civil que no sobrepasan los 700 pesos anuales.

Por su parte, el seguro para casa habitación conoce por lo menos cinco tipos de coberturas:
De Contenidos. Cubre sólo lo reportado que se encuentra al interior del inmueble y puede ser desde los muebles, hasta dinero y posesiones de diversos tipos. Recomendable para quienes rentan una casa o departamento.
Contra Robo. Se paga sólo cuando se demuestra que hubo uso de violencia al ser despojados de nuestros bienes.
Desastres Naturales. Cubre terremotos, erupciones volcánicas, e inundaciones. Tiene dos modalidades, la de Contenidos y la de Construcción que cubre sólo el inmueble, ideal para quien renta casas o departamentos.
Incendio. Cubre tanto bienes muebles como inmuebles.
Responsabilidad Civil Familiar. Cubre las acciones de los miembros de la familia en lugares externos a la casa, por ejemplo, si el hijo de la casa rompe un cristal en la casa del vecino, el seguro cubre el gasto.
Responsabilidad Civil Cruzada. Si por descuido o accidente el asegurado causa un daño a un vecino, ésta cobertura ofrece un soporte ante la eventualidad.

El seguro de casa habitación es verdaderamente económico; sólo por ejemplificar, si una casa tiene un valor de alrededor de 1 millón, la prima puede costar entre 2 y 3 mil pesos anuales; en muchos casos más barato que el de un auto. Con ésta inversión se cubre incendio, terremoto, fenómenos hidrometeorológicos, robo, etc., ya que hay paquetes que pueden englobar a varias o todas las coberturas. Pese a ello, sólo el 5.1% cuenta con una póliza que los proteja.

Un punto importante a aclarar es que en el caso específico del seguro de casa habitación, la cobertura de fenómenos hidrometeorológicos no se pude adquirir durante todo el año; para esta las aseguradoras extienden renovaciones y contrataciones sólo entre los meses de noviembre y mayo, en los que no se registran temporadas de lluvias, y las pólizas emitidas en este periodo dan cobertura por todo el año.

Las pólizas de seguro de bienes inmuebles son contratos de buena fe, en los que el valor asignado a los objetos es estipulado por el contratante. Claro que hay casos extraordinarios en que se declaran posesiones valiosas, si éstas que al ser reportados superen los 2 mil 500 dólares, sólo por ejemplificar, será necesario mostrar una factura que acredite el valor del objeto; en el caso de objetos comunes, la aseguradora confía en las cantidades que maneje el asegurado en su reporte.

Pensemos que mientras más seguros se contraten, aumenta la competencia y suben los estándares de calidad y cobertura, al tiempo en que disminuyen los costos. Quizá nos azote la crisis y desembolsar entre 2 y 4 mil pesos anuales no suena del todo bien, pero la posibilidad de perder nuestro patrimonio nos invita a reflexionar.
 
Para concluir, es probable que aumenten las primas debido al reciente desembolso masivo por los daños ocasionados a casas, negocios y automóviles, y es necesario tomar en cuenta el conjunto de factores que coadyuvaron para que se suscitaran los recientes hechos, lo anterior para comenzar a prevenir.

*El autor es director general y cofundador de Seguros S.com.mx (http://www.S.com.mx). Licenciado en Mercadotecnia por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Campus Santa Fe, Ciudad de México.
contacto@s.com.mx



Cargando información...
espere un momento