Àhorra hasta 25% comparando diferentes aseguradoras

AñoMarca

Validando...

Acceso

Usuario registrado

Correo Electrónico:

Contraseña:

¿Olvidaste tu contraseña?

¿No estas registrado?

Recupera tu cotización

Artículos de Interés > Asegura tu auto sin dolores de cabeza

Artículos de Interés

Imprimir

Guardar PDF

Letra Grande

Letra Normal

Letra Pequeña

CompartirMarca y comparte

Asegura tu auto sin dolores de cabeza

Protege lo más valioso

Por Igal Rubinstein*

Comparar precios, conocer coberturas y deducibles, revisar datos minuciosamente y pagar a tiempo las pólizas nos puede evitar dolores de cabeza con nuestros seguros automotrices.

 

Según el INEGI en abril de 2009 en todo el país circulaban 18 millones 220 mil 936 automoviles, ya fueran estos de servicio público o de uso privado; de los cuales menos de la mitad están asegurados, sólo el 47% según la Asociación Mexicana de Instituiciones de Seguros, AMIS.

Contar con un seguro automotriz que proteja nuestro auto es de gran importancia, ya que además de las facilidades que ofrece al momento de presentarse una eventualidad, también brinda tranquilidad. Robos totales o parciales, choques o cualquier incidente pueden hacer que nuestro dinero se convierta en chatarra o hasta en la pérdida de nuestra libertad.

Pero ¿qué pasa cuando esa tranquilidad que tenemos en forma de póliza se convierte en un dolor de cabeza más? La respuesta a este problema es saber qué seguro comprar, cómo comprarlo y frente a qué nos va a respaldar.

Para ello es recomendable tomar en cuenta una serie de puntos que nos pueden facilitar la elección del mejor seguro.

Primero que nada se debe cotizar la póliza en diferentes aseguradoras, las compras más inteligentes son las que parten de la comparación, debemos tomar en cuenta que una buena cobertura y un buen servicio nos pueden evitar pérdidas mayores.

En segundo lugar, hay que conocer el alcance de nuestra póliza y para ello tenemos que elegir un paquete de cobertura, todas deben contar con cuatro puntos básicos:

Responsabilidad Civil (daños a terceros), Gastos Médicos Ocupantes, Asesoría Legal y Asistencia Vial, al paquete que únicamente incluye estas coberturas se le conoce como Responsabilidad Civil.

En el caso de la Cobertura Limitada, además de los cuatro puntos básicos, se cuenta con  cobertura de Robo Total del vehículo, y en el caso de la Cobertura Amplia, sumado al Robo Total, se cuenta con cobertura a Daños Materiales.

Las sumas aseguradas van a depender de nuestras necesidades y capacidades financieras, debemos elegir la cobertura que más se adapte a lo que buscamos y necesitamos, considerando los riesgos a los que está expuesto nuestro automóvil y las personas que lo ocupan en caso de accidente, esto por la cobertura de Gastos Médicos para los pasajeros.

Y no hay que perder de vista el deducible, que es la cantidad porcentual que se establece en la póliza y es calculado con base en el valor comercial del automóvil al momento del siniestro, éste se debe pagar en caso de sufrir algún percance. Si ocurre un choque y el daño representa una cantidad inferior a la pactada en el deducible, es conveniente no pagarlo y cargar nosotros con la cuenta, pero cuando se habla de gastos que representen un costo mayor al deducible, debemos dejar que la aseguradora se encargue de todo.

Un punto importante es la seriedad de la empresa que asegure nuestro auto. Para verificar esto tenemos que corroborar que ésta forme parte de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) y la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF). Dichas instituciones se encargan de regular y proteger tanto a las aseguradoras como a los asegurados.

En México ya es posible comprar un seguro para auto en internet, si decidimos adquirirlo por esta vía debemos ratificar que nuestra póliza sea respetada por la aseguradora, y para evitar fraudes tenemos que revisar que los sitios web donde consultemos y/o contratemos nuestra póliza cuenten con el certificado de seguridad VeriSign y el sello de confianza de la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI).

Una vez que hayámos elegido la aseguradora, el plan y el medio que mejor cubra nuestras necesidades, tenemos que revisar a detalle que todos los datos que aparecen en la póliza sean correctos, poniendo mayor atención en el número de serie del motor y los datos del automóvil, marca, y características en general. Si el número no corresponde, es como si nuestro auto no estuviera asegurado.

Pagar a tiempo es tan importante como contratar la póliza, pues se trata precisamente de un contrato, que al no ser cubierto en tiempo y forma se cancela de inmediato.

Por último, debemos conocer la facilidad para cancelar o cambiar el seguro, ya que en ocasiones es más complicado cancelar un seguro que contratarlo.

Revisar estos puntos detenidamente al momento de contratar tu seguro automotriz te evitará muchos dolores de cabeza en el futuro.

 

*El autor es Director General de Seguros S.com.mx (http://www.S.com.mx). Licenciado en Mercadotecnia, egresado del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Campus Santa Fe.
contacto@s.com.mx

Regresar a artículos...



Cargando información...
espere un momento